LUMBALGIA


Muchos factores pueden ser responsables del dolor de espalda baja. Posturas inapropiadas al sentarse, levantar cargas de forma incorrecta, esfuerzos excesivos, golpes, anomalías hereditarias… y todos estos pueden contribuir al dolor.

El tratamiento quiropráctico, se basa en mover las vértebras hasta llevarlas a su posición ideal. De esta manera, se tratan estas lumbalgias eficazmente corrigiendo el problema sin medicamentos, los cuales son recetados frecuentemente para tratar de mitigar los síntomas sin arreglar el problema en sí.

¿Qué es la lumbalgia?

El lumbago o dolor de espalda baja, es una dolencia muy frecuente en nuestros días. Las malas posturas, el ejercicio físico y formas inadecuadas de cargar peso son las causas mas frecuentes de la lumbalgia.

El origen del dolor suele ser una contractura muscular, aunque es conveniente comprobar que no se haya producido hernia discal o pinzamientos en los nervios de la columna lumbar.

Los síntomas habituales suelen ser dolor y rigidez y suelen aparecer dentro de las 24 horas posteriores a la contractura muscular. Algunas personas sufren este dolor de forma crónica debido a malas posturas constantes u otras patologías como la escoliosis.

¿Como tratará el quiropráctico su lumbalgia?

La quiropráctica es una de las terapias más eficaces contra la lumbalgia. Se centra en ir al origen del problema lumbar en vez de mitigar solo los síntomas. El tratamiento médico tradicional administra analgésicos y antiinflamatorios, enmascarando así solo los síntomas, pero no resolviendo la causa del lumbago.

En nuestra clínica el quiropráctico le hará un completo examen para conocer la causa de su lumbago. Tras el diagnóstico el doctor le administrará el tratamiento adecuado desde la primera visita.

El quiropráctico desplazará con suaves movimientos las vértebras lumbares, de forma totalmente inocua e indolora, devolviendo la columna a su posición ideal. Así se consiguirá acabar con el origen del lumbago y de paso eliminar los síntomas dolorosos.

Cabe destacar que no se debe confundir el lumbago o lumbalgia con otras dolencias de las espalda como la ciática o la hernia discal.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *