Por qué ir a un quiropráctico? Quiromadrid, Quiropráctica en Madrid


Por qué ir a un quiropráctico

Todos necesitamos una revisión de nuestra columna vertebral periódica tengamos o no síntomas.

Los ajustes quiroprácticos  corrigen la subluxación vertebral y optimizan el movimiento y alineación de nuestra columna.

La columna vertebral es el eje de nuestro cuerpo y  está formada  por tres tipos de vértebras:

  • Cervicales, en el cuello
  •  Torácicas, en la parte superior de la espalda    quiropractica en Madrid
  •  Lumbares, en la parte inferior.

Las cervicales sostienen la cabeza y el cuello; las torácicas se ocupan de anclar las costillas; y las lumbares tienen como función soportar el peso y estabilizar el movimiento.

Un componente esencial de nuestro cuerpo es la médula espinal. De tejido nervioso, que se encarga de emitir mensajes entre nuestro cerebro y las diferentes partes de nuestro cuerpo.

A su vez la médula espinal está protegida por las 33 vértebras de la columna dorsal.

Por lo tanto la columna vertebral es el eje central del sistema locomotor de nuestro organismo. De allí parte una red nerviosa que se ramifica por todo tu cuerpo.

A pesar de su enorme flexibilidad, a lo largo de nuestra vida, algunos de los segmentos de la columna vertebral suelen ver alterada su capacidad funcional.

Si esto ocurre, se producen interferencias sobre el sistema nervioso, y este ya no  funcionara de manera óptima. Lo que llamamos subluxación vertebral.

La subluxación vertebral 

La subluxación provoca una alteración en el flujo continuo de energía lo que altera la  comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo.
Muchas veces las subluxaciones  producen síntomas y patologías como pueden ser :ciáticas, cefaleas, problemas digestivos, túnel carpiano, lumbalgia, escoliosis, hernia discal……
Pero en otras ocasiones no hay síntomas y aunque aparentemente estamos sanos y sin dolores, nos están minando nuestra salud.

De hecho las primeras subluxaciones se crean en el parto,  momento traumático tanto para la madre como para el bebé, ya que para ayudar al bebé, se  ejerce una fuerza importante sobre las cervicales del mismo, provocando malas alineaciones en las vértebras.

Luego, el devenir de la vida, el estrés , las caídas, un accidente, las malas posturas continuas,  el estrés emocional nos  irán produciendo diferentes subluxaciones que hay que corregir para maximizar nuestra salud.

El quiropráctico es el profesional capacitado para detectar y corregir subluxaciones, y trabajar con la columna vertebral y por tanto, con el sistema nervioso.

La quiropráctica radica  en ajustar de forma precisa los segmentos afectados por la subluxación vertebral para devolver a la columna vertebral un estado de normalidad funcional y eliminar las interferencias producidas sobre el sistema nervioso.      

Por lo tanto la quiropráctica está  recomendada básicamente a pacientes con dolor de espalda habitual, pero también para corregir otros tipos de dolencias específicas.

El ajuste quiropráctico es indolora y no tiene efectos secundarios.

En Quiromadrid, quiropráctica en Madrid, resolvemos el origen de sus problemas en lugar de enmascarar los dolores con calmantes y antiinflamatorios.

Nuestro tratamiento no es agresivo con el paciente y se centra en evitar que se llegue a necesitar cirugías que conllevan un alto riesgo y largas convalecencias postoperatorias, que además no siempre garantizan la solución del problema.

Recuerda que un quiropráctico debe pasar  entre cinco y siete años de estudios universitarios superiores. Se trata de un largo aprendizaje para capacitarse en la realización del ajuste manual específico.

El Dr. Raúl Ortega, director de quiromadrid, quiropráctica en Madrid, es experto Quiropráctico y Miembro de la Asociación Española de Quiropráctica y de la European Chiropractors Unión.

Si tienes alguna duda en Quiromadrid, quiropráctica en Madrid, estaremos encantados de responderte puedes comunicarte con nosotros pinchando aqui y enviandonos un mensaje o  llamarnos al  91 310 74 01

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *