10 hábitos diarios que están dañando tu espalda 2


Si sufres dolores de espalda debes saber que estos pueden estar causados por malos hábitos del día a día que puedes corregir o prevenir si sigues algunas recomendaciones. Destacamos diez costumbres habituales que pueden perjudicar a tu espalda:

1. Estar sentado por periodos largos:

Sabiendo que la presión en la columna vertebral aumenta en un 40% cuando estás sentado con respecto a cuando estás levantado, es conviene que tomes pequeños descansos para estirar el cuerpo cada treinta minutos en largas jornadas de trabajo.

2. Malos hábitos posturales

Cuidar una buena postura no sólo ayuda a prevenir los dolores de espalda, cabeza y cuello sino que además mejora el tono muscular, facilita la respiración y la circulación e, incluso, fomenta seguridad en uno mismo. Una correcta posición garantiza que nuestros cuerpos funcionen correctamente. Algunas pautas básicas para una buena postura son:

– De pie:  Cabeza ni por delante ni por detrás de los hombros, de manera que las orejas estén a la altura de estos. Hombros hacia atrás alineados con la espalda y el glúteo (como si estuviésemos apoyados en una pared). Columna y cabeza alargadas hacia arriba. Costillas y ombligo hacia dentro.

– Al dormir: Mejor boca arriba o de costado y no se recomienda boca abajo. Mantener la espalda recta y estirada y, si dormimos de lado, alinear los hombros con las orejas. No conviene colocar los bazos por encima la cabeza y sí los brazos para incorporarse. No es bueno para la postura usar demasiadas almohadas.

– Al andar: Para evitar dolores de espalda por una mala postura, mantén la barbilla paralela al suelo al andar y pisa primero con el talón y avanza el pie progresivamente hasta la punta. Mantén estómago y glúteos alineados con el resto del cuerpo y no arquees la espalda hacia delante.

– Al vestirse: Las partes inferiores como el pantalón o la ropa interior convienen ponérselas sentado y, con los calcetines, medias o calzado, colocar una pierna sobre la otra.

– Sentado: Espalda recta sobre el respaldo, mirada al frente, hombros hacia atrás y relajados, manos a la altura de los codos y piernas formando un ángulo de 90º, con las rodillas ligeramente más bajas que las caderas y plantas de los pies apoyadas en el suelo.

– Al levantar peso: Flexionar las rodillas hasta ponerse en cuclillas y levantar el objeto lo más pegado al cuerpo posible. Incorporarse extendiendo las rodillas. A la hora de transportar el objeto, si éste es muy pesado, es recomendable ayudarse de carros de ruedas y, si es grande, empujarlo apoyando la espalda sobre él y haciendo fuerza con las piernas.

3. Tener el asiento del coche en mala posición

El asiendo debe colarse formando un ángulo de 90 grados con el respaldo. Además, mueve el asiento hacia adelante para alcanzar perfectamente el volante y el pedal del coche.

4. Falta de ejercicio

Caminar, realizar estiramientos, nadar, yoga, pilates… El ejercicio es un gran aliado para acelerar la curación de dolores de espalda. Sin embargo, durante un tratamiento de recuperación se recomienda evitar ejercicios que requieran levantar peso, realizar abdominales, deportes de contacto o de raqueta otros como golf.

5. Utilizar bolsos pesados

Ya sean de hombro, a la espalda o de asa, las bolsas pesadas desequilibran el balance de los hombros o curvan el cuerpo hacia delante. Se recomienda que la bolsa de diario no supere el 10% e nuestro peso corporal. Si de veras necesitas cargar con bastante peso todos los días para acudir al trabajo o al centro de estudios, una buena idea es repartirlo entre dos bolsas o usar una cruzada (bandolera) e ir cambiando su posición.

6. Dieta poco saludable

Una mala alimentación provoca numerosas consecuencias negativas para la salud. Algunas como la obstrucción de las arterias o el sobrepeso pueden provocar dolores de espalda.

7. Dormir en un colchón viejo

Igual de importante que mantener una posición correcta mientras dormimos es hacerlo en un colchón adecuado, preferiblemente duro. Descansar en uno desgastado curva la columna, por lo que es aconsejable cambiarlo cada 5 ó 6 años, especialmente si se padecen dolores de espalda.

8. Abusar de los tacones altos

Puesto que los músculos de la espalda trabajan más duro y ésta se arquea es conveniente no abusar de los zapatos de tacón. Si bien los tacones altos se pueden llevar durante una o dos horas, intenta quitártelos haciendo descansos en periodos mas largos.

9. No tratar el estrés

El estrés genera tensión muscular en la espalda por lo que, una vez muestra sus síntomas, conviene acudir a un especialista que nos ayude. Si quieres conocer más acerca de los síntomas del estrés para prevenir efectos más graves no pierdas este otro post.

10. Ver el dolor de espalda como algo normal

El dolor de espalda puede empeorar progresivamente por lo que conviene tratarlo para prevenir daños mayores en el futuro. Si evitas acudir a un médico o un quiropráctico por ahorrarte tiempo y dinero debes saber que será más caro afrontar las dolencias cuanto más avanzadas sean. Por eso es recomendable tratar los síntomas con especialistas que te recomienden el mejor tratamiento para tu caso.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “10 hábitos diarios que están dañando tu espalda

  • MILAGROS GARCIA

    BUENAS NOCHES YO SUFRO MUCHO DE DOLORES EN EL COXIS PERO ULTIMAMENTE VA A PEOR CAMINO DOBLADA HACIA UN LADO YA NO PUEDO CAMINAR DERECHA Y ESTOY MUY PREOCUPADA QUISIERA ALGUNA AYUDA GRACIAS

  • MILAGROS GARCIA

    BUENAS NOCHES YO SUFRO MUCHO DE DOLORES EN EL COXIS PERO ULTIMAMENTE VA A PEOR CAMINO DOBLADA HACIA UN LADO YA NO PUEDO CAMINAR DERECHA Y ESTOY MUY PREOCUPADA QUISIERA ALGUNA AYUDA GRACIAS